Uniformes Escolares, nuevo debate.

El pasado martes día 7 hubo en el colegio un reunión extraordinaria de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (A.M.P.A) para hablar de diversos temas. Temas que por la asistencia que hubo de personas no tuvieron que ser importantes para gran mayoría de padres de los más de 200 alumnos del centro. Temas de los cuales se sienten libres de opinar en la calle pero no de exponer en las reuniones organizadas.

Entre dichos temas estaba el hablar sobre la actual moda de los uniformes escolares, ahora en boga al ver que los colegios vecinos han decidido implantarlos en sus aulas. Opiniones a favor y en contra que voy a exponer para que cada cual saque sus conclusiones.

A FAVOR.
  • Los uniformes promueven la disciplina en el colegio. El sólo hecho de que los niños lleven puesto un uniforme implica que seguir unas determinadas normas en el colegio.

  • El tener un traje no significa mas que la igualdad entre clases. En los colegios en los que hay uniformes escolares hay menor discriminación y presión social entre niños. Aunque a la mayoría de los niños les gustaría llevar ropa de marca o de la última moda, no todos los padres pueden comprarla. Para aquellos niños que no pueden comprar este tipo de ropa, esto puede suponerles un punto de diferenciación frente a sus compañeros y conducirles al ostracismo y estrés emocional.

    Nadie se preocupara de si "fulanito" lleva ropa heredada de su primo y pasada de moda o si "menganito" lleva mas marcas que el mismísimo Fernando Alonso. No tendremos que preocuparnos si un niño lleva zapatillas de mercadillo y su compañero lleva las últimas zapatillas anunciadas por Pau Gasol.

  • Llevar uniforme en el colegio ayuda a los niños a sentirse más identificados con el colegio y les da una sensación de pertenencia.

  • En aquellos colegios en los que no hay obligación de uniforme escolar, los niños visten con ropa, digamos, que no es del todo apropiada para llevar al colegio. Esto se traduce en que los profesores a menudo tienen que discutir y enfrentarse con alumnos y padres por llevar una indumentaria inadecuada.

  • El uniforme es una ventaja porque así por la mañana sabes que tu hijo/a tiene que llevar esa ropa y te ahorras discutir sobre qué poner o qué no ponerle/a.

EN CONTRA.
  • Los uniformes de colegio van en contra de la libertad de expresión de los niños e inhiben su individualidad. Los jóvenes expresan su personalidad y sentimientos a través de la ropa que llevan. Aunque los uniformes escolares no van en contra del pensamiento libre, sí transmiten un mensaje a los niños de que todos son iguales. Aunque esta idea es un buen principio educativo, no lo es tanto a la hora de que cada uno de ellos se sienta como un ser único (que también lo es).

  • El imponer un uniforme puede esconder algún problema relacionado con la falta de valores. Es más positivo convencer al alumno para que libremente vista con dignidad.

  • El uniforme no tiene repercusiones pedagógicas, organizativas ni arregla los problemas básicos, es una medida más estética que educativa.

  • El uniforme escolar se aplica para evitar la comparación entre niños humildes, que se visten por 40 euros, y niños de familias pudientes, que llevan encima 80-120 euros. Pero resulta que un uniforme completo cuesta al menos esos 80 euros y, en lugar de equipararlos en un término medio, los igualamos al alza. ¿Qué se consigue? Que la familia humilde tenga que hacer triple esfuerzo económico.

  • Los uniformes de colegio son difíciles de encontrar en determinadas épocas del año, especialmente en las ciudades más pequeñas.La demanda de uniformes está muy concentrada en el inicio del curso escolar, muchas tiendas los venden únicamente a principios del curso escolar.Por ello y si en un momento determinado del año, los padres necesitan comprar alguna prenda de uniforme para sus hijos, la probabilidad es alta de que no puedan encontrarla inmediatamente.

Como todas las cosas, tiene pros y contras, unos se fijarán en los pros, otros en los contras. Lo que sí tenemos que saber es que todos los fundamentos que promulga el uso o no de uniformes deben de empezar en la educación en cada casa, de padres hacia sus hijos. No creo que halla problema en que un niño tenga envidia en la forma de vestir de un compañero siempre que se le enseñe cual es su posibilidad económica y se haga participe de ella. Se puede ser igual de imaginativo y expresivo vistiendo de "mercadillo" o de Kiddy's Class.

Norma de convivencia
¿Existe una normativa básica sobre el uniforme? ¿Cómo se regula su exigencia? En realidad, no existe una normativa básica sino que la decisión es tomada por el titular del centro en el caso de los privados y por el Consejo Escolar en los sostenidos con fondos públicos (públicos y concertados). Así las cosas y una vez tomada la decisión de imponer el uso del uniforme, forma parte de las normas de convivencia del centro y debe ser acatada, del mismo modo que el horario. Por tanto, el alumno que se niegue a seguir esta norma puede ser sancionado.

Fuentes: Uniformes de Colegio, Carta de los Lectores 20minutos.es.

2 comentarios:

vamosaloimportante dijo...

Creo que tengo un argumento en contra de cada una de las defensas que he oído sobre el uniforme escolar:

-No creo que sean prácticos, pues al menos habría que comprar uno para cada día de la semana; o, claro, lavarlo prácticamente a diario. Por lo menos, yo a mis hijos les visto de limpio todos los días.

-Son sexistas. Falda para las niñas y pantalón para los niños.

-No creo que los niños estén guapos de uniforme. Normalmente son feos y anticuados. E incómodos para estar sentados durante horas y para correr y saltar y jugar al fútbol o a la comba en el recreo. Y es el mismo en todas las estaciones.

-Tampoco estoy de acuerdo cuando se dice que los niños se perciben como iguales. Y, si fuera cierto, el uniforme debería incluir desde el coletero (o, por qué no, el corte de pelo), hasta el reloj, pasando por la mochila, las vacaciones de verano (no vaya a ser que los niños se sientan mal si algún compañero cuenta que ha ido a Euro Disney).

Esto de la igualdad, tal y como se plantea en este tipo de debates, no tiene sentido. Opino que no somos todos iguales, sino que somos todos "diferentes, pero iguales". Eso debemos enseñarlo en casa, con el ejemplo, y en el colegio, diariamente. El uniforme no enseña valores. Los padres y maestros, sí.

chef dijo...

Personalmente, creo que son cómodos sobre todo para las mamas trabajadoras, pero creo que son sexistas...A mi hija le gustan mucho los pantalones porque son muy cómodos y lo de la falda lo lleva fatal...

Artículos relacionados con imágenes